La fiebre de los sitios de compras colectivas echó raíz, y fuerte, en Brasil. Según el 23 Encuentro de WebShoppers, el 61% de los consumidores virtuales afirman conocer el concepto. De los que ya usaron alguna vez el sistema, el 82% aseguró que pretende aprovechar las ofertas que aparezcan en los próximos tres meses. Y con razón: los descuentos llegan al 70% del valor de lista de los productos. “En poco tiempo las compras colectivas ganaron un espacio propio, con una velocidad impresionante, dentro del comercio electrónico”, dice Alexandre Umberti, director de Marketing y Productos de e-bit, quien se manifiesta optimista sobre la continuidad de su crecimiento explosivo. Tiene motivos. La investigación también mostró que el desempeño del comercio electrónico brasileño estuvo muy por encima de lo esperado en 2010. La facturación llegó a los 14.800 millones de reales, un alza de un 40% respecto de los 10.600 millones de 2009.