La emisión del Super Bowl 2010 tuvo su cuota de polémica: “el pueblo del Tíbet está en problemas”, dijo el actor estadounidense Timothy Hutton. Bonito, pero Hutton puede disfrutar en Chicago, tranquilamente, de la comida tibetana gracias a las ventajas del sistema de cupones de descuento de Groupon.

Uno de los éxitos de esta compañía ha sido estar en la boca de gran parte del mundo. Desde que se lanzó en noviembre de 2008, se expandió a 150 ciudades alrededor del mundo. Y fue destacada por Forbes como la empresa de más rápido crecimiento en internet y la primera en ganar en menos de un año US$ 1.000 millones. “Más que buscar marketing o usuarios nuevos, el aviso en el Super Bowl está buscando un branding, y que Groupon sea considerada una empresa gigantesca, ya que son muy pocas las empresas que pueden pagar un aviso ahí”, dice Daniel Undurraga, fundador de Groupon Latinoamérica.

“Salvemos el dinero”, dice el spot publicitario. La compañía ofrece diariamente cupones con ofertas de más de 60% en productos y servicios de entretención y relajamiento, entre otros. “Es el poder de las compras colectivas”, explica Undurraga, y asegura: “Acerca el comercio electrónico a pequeños negocios. Nosotros les ofrecemos la oportunidad de llegar a cientos de personas”. En América Latina llegó a mediados del año pasado y ya está en Argentina, Brasil, México, Perú, Chile, Colombia y Uruguay. Ayudó que Groupon adquiriese Clan Descuento, una compañía chilena fundada por Undurraga y Oskar Hjertonsson, que ya estaba presente en la región. Para 2011 espera seguir llegando a otros países y nuevas ciudades. “Hemos crecido bastante rápido. Siempre nos van quedando chicas las oficinas”, cuenta Undurraga. Con lo que ahorran en cupones, las van ampliando.