DIJIMOS: En Perú miles de personas se han manifestado en contra del proyecto Majes Siguas II, temiendo que la instalación de una represa afecte irremediablemente el caudal del río Apurimac, del que dependen varias comunidades (“Agua bendita”, AméricaEconomía Nº 393, noviembre, 2010).

LO NUEVO: Una red de ONGs peruanas elaboró el informe titulado Minería y conflictos 2010, que recoge información generada por la Defensoría del Pueblo en los últimos cinco años. Por esta vía se reportó que en 2010 un total de 117 estuvieron relacionados a temas socio-ambientales. De esta cifra, 36 fueron vinculados al agua, siendo la actividad minera protagonista de 28.