Con un solo clic, como si estuviéramos revisando nuestro e-mail o haciendo una transferencia bancaria, ahora se puede gestionar también parte esencial de la operatoria de un hotel. Desde cualquier computador conectado a internet, un programa de servicio online llamado Clerk  realiza reservas, lleva las cuentas y administra las habitaciones.

“Hasta el recepcionista es capaz de utilizarlo”, dice Pablo Altamirano, director comercial de la empresa.

Es un punto central para la industria. Debido a una interfaz sencilla y amigable, se diferencia del resto de programas orientados a este segmento porque no es necesario ser un especialista para su manejo. Señal de ello son las 500 cuentas registradas en 50 países que ocupan el sistema.  Está diseñado especialmente para hoteleros Pyme y en base a cloud computing. “Si se cae, tenemos la capacidad de arreglarlo al instante, es como si Gmail dejara de funcionar por unos minutos”, promete Altamirano.

El programa nació porque su ahora director general, Jorge Barahona, necesitaba gestionar un hotel de su propiedad sin excels, cuadernos o complicados sistemas que le obligaran a estudiar un manual.

La página no cuenta con publicidad, por lo cual sus ingresos provienen de los fee a pagar en función del plan que se contrate.

“Gran parte de la demanda por alojamiento a nivel mundial es absorbida por hoteles Pyme, que representan un 85% de la industria”, cuenta Barahona. “Uno de nuestros objetivos es llegar a China y Brasil. Por eso necesitamos un sistema amigable y comprensible”.