DIJIMOS: En 2008 pasó algo extraño. En vez de subir, la tasa interbancaria de Londres bajó. Y lo mismo su hermana gemela, la EURIBOR. Las autoridades regulatorias en Londres y Nueva York iniciaron una investigación que cuatro años después reveló cuán corrompidos estaban los supuestos centrales del sistema financiero global. (“In Libor We Trust”, AméricaEconomía N°414).

LO NUEVO: De acuerdo a información reveleda en The Guardian, el banco suizo UBS recibió la segunda mayor multa hecha a una institución financiera hasta ahora. Ésta ascendió a US$1.200 millones. Además, UBS admitió que tuvo responsabilidad en la manipulación de la tasa Libor.