DIJIMOS: La industria (de piezas) está boyante, pero no feliz: las importaciones de autopartes fueron de US$ 3.997 millones en el 1er semestre de 2010 (…) El gobierno argentino lanzó, para revertir la tendencia deficitaria, un plan de fortalecimiento industrial de los autopartistas (“El rugido del motor, AméricaEconomía Nº 395, enero 2011).

LO NUEVO: Para moderar más rápido el rojo total de US$ 5.800 millones de su industria automotriz, el gobierno argentino presionó a los exportadores de vehículos para que las importaciones, que también realizan, se compensen con exportaciones hasta el 31 de marzo de 2012, o con la alternativa de un aporte de capital. Pero, para hacerlo, deberán aumentar la integración local.