La empresa chilena de transporte marítimo, la más grande en su tipo en América Latina, comprará dos naves portacontenedores al astillero Samsung Heavy Industries Co. por un valor total de US$ 180 millones. Las embarcaciones, cada una con una capacidad de 8.000 contenedores de 20 pies equivalentes, se entregarán en junio y julio de 2012.