Ante una posible adquisición de US$ 3.900 por parte de Río Tinto, la Compañía Siderúrgica Nacional CSN de Brasil elevó su participación a un 17,58% en la minera australiana Riversdale para proteger su suministro.