DirectTV, el mayor operador de televisión satelital en Estados Unidos, acordó su venta a AT&T por US$48.500 millones, entre acciones y efectivo, más una deuda que tiene DirectTV por US$18.600 millones. De concretarse sería la cuarta fusión más grande en la historia de las telecomunicaciones. El negocio debería estar finiquitado en mayo de 2015.