La petrolera estatal colombiana Ecopetrol compró la participación que posee Shell en la exploración del bloque Caño Sur, que tiene una extensión de alrededor de 610.000 hectáreas. Con este acuerdo Ecopetrol alcanzó el 100% de la participación del bloque.