Había tiempos en que el comercio de la región era dominado por las empresas británicas. Pero esos tiempos quedaron muy atrás en el siglo XIX. La región ya no forma parte de las prioridades comerciales del Reino Unido. Hoy las exportaciones británicas a la región representan sólo el 1% de su total. Pero hay vientos de cambio. “El gobierno tiene como prioridad mejorar sus relaciones con socios clave, incluyendo Brasil, México, Chile y Argentina”, dice Andrew Cahn, presidente de UK Trade & Investment, organismo gubernamental dependiente de la Secretaria de Exterior británica. No por nada, tan sólo en este año las exportaciones británicas a la región han crecido un 37%. “Son las propias compañías británicas las que pidieron a UKTI aumentar su intercambio comercial con esos mercados”. A modo de referencia, en 2009 Reino Unido ocupó el lugar número 14 en el comercio total de México; es el cuarto país inversionista en Chile y el sexto exportador en Argentina. Estas cifras van al alza. Según Cahn, tan sólo en Brasil las solicitudes de negocios han aumentado en un 500% en los últimos tres años. Cahn enfatiza también que la idea es aumentar el comercio en ambos sentidos, para lo cual el gobierno británico está trabajando en mejorar su ambiente de negocios “luchando contra el déficit, reduciendo las regulaciones y el cobro de impuesto a las corporaciones”.