DIJIMOS: En enero, cuando todavía la Empresa Pública de Medellín no anunciaba los resultados de 2008 –y no se sabía que las utilidades superarían los US$ 520 millones–, EPM salió al mercado colombiano con una emisión de títulos a 10 años. La demanda, que llegó casi a US$ 260 millones, convenció a los ejecutivos de elevar la colocación de US$ 90 millones a US$ 112,5 millones (“Aumentando la talla”, América Economía Nº 374, abril, 2009).
Lo nuevo: Los resultados de la Empresa Pública de Medellín obtenidos en 2009 le permitieron convertirse en la segunda empresa más importante de su país después de Ecopetrol. Sus ventas no decrecieron y los negocios en energía, agua y telecomunicaciones alcanzaron los US$ 3.700 millones, lo que significó un crecimiento de un 20% con respecto a 2008, y además tuvo el segundo Ebitda más alto en Colombia, con US$ 1.300 millones.