DIJIMOS: A pesar de la incertidumbre económica y los conflictos arancelarios entre países emergentes y desarrollados, analistas y empresas brasileñas ven mucha potencia a largo plazo para las exportaciones de etanol. Los proyectos dirigidos al mercado brasileño se preparan para vender hacia al exterior (“Dulce optimismo”, AméricaEconomía Nº 378, agosto, 2009).

LO NUEVO: La petrolera brasileña Petrobras recibió la licencia ambiental para la construcción de un ducto de 542 kilómetros por el cual transportará etanol desde las áreas productoras de caña de azúcar hasta las ciudades de São Paulo y Rio de Janeiro. El sistema, que se contempla inicie operaciones en el segundo semestre de 2011, atravesará el país para transportar etanol desde las plantas productoras hasta los puertos en donde podrá ser embarcado al exterior. La apuesta permitirá a Petrobras tener una importante presencia en la cadena de valor de los combustibles vegetales.