La cadena chilena de tiendas por departamentos planea abrir 40 nuevas tiendas en cuatro países latinoamericanos. La operación se enmarca dentro de un plan de inver-siones por US$ 2.600 millones hasta 2014, con el cual planea casi duplicar el número de tiendas.