De atrás corre el campeón. Si de gimnasios se trata, los peruanos se encuentran entre los más sedentarios de América Latina. Según cifras que manejan los operadores locales, el mercado peruano de gimnasios tiene una penetración de sólo 2% (aunque en Lima llega a 6%), una de las más bajas de Latinoamérica. En contraste, países como Colombia, Chile y Argentina registran un 9%, mientras que en Brasil el índice llega a 13%. Pero esta “foto” podría cambiar a medida que avance la “película”, porque la cultura fitness gana terreno a orillas del Rímac.

Por ello, la cadena de gimnasios colombiana Bodytech ve gran potencial en el mercado peruano y prevé abrir tres nuevos locales en Lima antes de julio de 2012, en busca de lograr el objetivo de tener 20 puntos en el país, en 2013, con una inversión total de US$ 20 millones. Según su gerente general, Roberto Estrada, los locales nuevos estarán en San Isidro, Miraflores y en San Borja o Surco. Asimismo, para 2013 no descartó ingresar a San Juan de Lurigancho. Y es que con una estrategia de categorías segmentadas, Bodytech prevé abarcar casi todos los nichos de mercado. “Nuestros locales en provincias son de categoría Classic. Nos ajustamos a la capacidad de gasto en cada zona”, dice Roberto Estrada. Para que nadie pierda el aliento.