La embotelladora mexicana realizó una transacción avaluada en US$ 7.692 millones, en la que intercambió su negocio de cervezas con la compañía holandesa Heineken por una participación accionaria equivalente a 20% en las firmas Heineken Holding y Heineken NV. Este acuerdo no incluyó el negocio de refrescos de la firma mexicana, Coca-Cola Femsa, ni las tiendas OXXO. La transacción entrega a Heineken las marcas de cerveza Dos Equis, Sol y Teca.