Hace ya unos 20 años está de moda ya ni siquiera hablar mal de Italia, sino olvidarla. O reírse de ella. O considerarla un museo enorme lleno de restaurantes sabrosos y pintorescos. No es que el país mediterráneo no tenga problemas, pero por el tamaño de su economía hay que tomarlo en serio. Los US$1,82 billones de su PIB hacen de Italia la octava economía del mundo, más grande que la de Brasil y la de Corea. Y, mirando para arriba, el monto de su PIB equivale al 18% del de Estados Unidos, que posee 5,3 veces más habitantes. En cuanto a América Latina, el país del Coliseo romano está US$20 mil millones arriba de Brasil y US$658 mil millones por encima de México. Tal vez podamos darnos una vuelta por Italia y aprender algo.