El presidente venezolano Hugo Chávez informó que su gobierno pagará cerca de US$ 600 millones al grupo francés tras la nacionalización de Cativen, su filial de supermercados en el país andino, que fue decretada para reforzar los programas sociales de alimentación.