El conglomerado minorista y bancario, controlado por el empresario mexicano Ricardo Salinas, hizo una propuesta formal para comprar al grupo minorista brasileño Lojas do Baú.