Las empresas que buscan expandirse por América Latina deben pasar por un fuerte dolor de cabeza: los complejos regímenes tributarios de la región,reconocidos internacionalmente por ser engorrosos. Según datos recopilados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), América Latina es la segunda región del mundo que más tiempo dedica a preparar los pagos de impuestos, superada sólo por Asia Central. En promedio, las empresas latinoamericanas dedican 320 horas al año a preparar sus declaraciones tributarias, frente a 177 horas en países de ingresos altos, como Estados Unidos y Europa Occidental. El más lento de la región es Brasil, que necesita un verdadero ejército de contadores tributarios: en promedio una empresa brasileña necesita 2.600 horas para preparar su declaración de impuestos.