HSBC Holdings acordó la venta de su unidad en EE.UU. de tarjetas de crédito y servicios minoristas a Capital One Financial Corp por una cantidad aproximada de US$ 2.600 millones, en momentos en que el principal banco de Europa se desprende de negocios no esenciales.