“La industria automotriz es un sector estratégico y tiene un amplio margen de desarrollo: muchas personas aún no tienen vehículo”, dice Juan Bermeo. No lo dice un argentino, un brasileño o un mexicano, sino el presidente de la Cámara de Industriales Automotrices de Ecuador. Bermeo se refiere al acuerdo firmado entre Hyundai Motor Company y la compañía local Grupo El Juri, por medio del cual Ecuador será el ensamblador de camiones Hyundai para la Región Andina, en la planta que se construirá en el puerto de Manta y comenzará a operar en 2012.

El objetivo es aprovechar las instalaciones portuarias de Neohyundai, el distribuidor oficial de la marca en el país. La ensambladora ocupará un espacio de aproximadamente 129.000 m2. En primera instancia armará solamente camiones de la gama baja de Hyundai, cuya meta inicial es producir 2.000 unidades anuales, aunque la cifra señalada podría escalar rápidamente.

José Ávila, gerente de Marketing de Neohyundai, explica que el puerto ofrece ventajas logísticas que han llamado la atención de los fabricantes surcoreanos. Las posibilidades de la fábrica son amplias, puesto que tendrá una capacidad de producción de 50.000 vehículos anuales, cifra que se acerca al total de vehículos ensamblados localmente en 2009 (55.000). Bermeo, por su parte, asegura que, con la iniciativa, los industriales de autopartes están considerando realizar nuevas inversiones para ampliar sus líneas de producción. Y muchos piensan en establecer sus oficinas en Manta mismo.