Dijimos: Se trata de una situación paradójica, pues fue una crisis, la del petróleo en los 70, la que llevó a Camargo Corrêa a buscar nuevas oportunidades fuera de la esfera estatal y dio inicio a su etapa de diversificación. Pero esta crisis la está llevando a buscar de nuevo negocios con la inversión pública. En 2005, sólo 20% de su negocio de ingeniería y construcción estaba vinculado a proyectos estatales. En 2008 fue cerca de un 30% y la tendencia seguiría al alza (“El plan de los ingenieros”, AméricaEconomía Nº 373, marzo, 2009).

Lo nuevo: Un consorcio liderado por Camargo Corrêa se adjudicó la construcción de la represa La Barrancosa- Cóndor Cliff, en la provincia argentina de Santa Cruz, informó el ministerio de Planificación de ese país. La obra demandará una inversión de US$ 4.000 millones y tendrá capacidad de generar 1.740 megavatios, equivalentes a 16% de la actual producción de energía del país.