El 7 de septiembre, día de la independencia de Brasil, tiene poco arraigo popular. Pero uno de los pocos que lo celebraron fue el empresario Ricardo Bellino, dueño de EGO Emprendimentos e Participações.

Ese día firmó un joint venture con el millonario estadounidense Donald Trump para explotar el mercado inmobiliario de lujo en Brasil, incluyendo las áreas comercial, residencial y hotelera.

Según Bellino, el negocio moverá unos US$ 10.000 millones sólo en 2010. “La marca Trump hará la diferencia”, dice el empresario.