En busca de ampliar su flota, la segunda mayor aerolínea comercial en México firmó un contrato por US$ 650 millones con el grupo industrial italiano Finmeccanica para la adquisición de 15 aviones Sukhoi Superjet 100, capaces de transportar a 98 pasajeros en tramos más largos.