Con el objeto de aumentar su participación en el mercado de acciones y fortalecer su negocio de banca de inversión, el grupo financiero mexicano compró el 49% de Bulltick Investments, que forma parte del Grupo Financiero Bulltick Capital Markets, con sede en Miami.