Ciudad de México. “Scotiabank se ha mantenido enfocado hacia el crédito empresarial, lo que le ha permitido lograr una ventaja comparativa”, dice David Olivares, vicepresidente sénior de Instituciones Financieras de la agencia calificadora de riesgos Moody’s México. “El no tener un foco tan grande en consumo y tarjetas de crédito le ha permitido enfrentar mejor la crisis”, agrega. De hecho, en 2009 logró generar ingresos por más de US$ 2.000 millones y utilidades por US$ 180 millones.

Nº 6

Otra cosa es la participación de mercado. El sistema bancario mexicano cuenta con cerca de una treintena de bancos, pero sólo seis acaparan 70% de los activos. Con una participación de mercado de 6%, Scotiabank forma parte de este selecto grupo, aunque lejos de los líderes Bancomer y Banamex.

“Aún es un banco pequeño y le falta mucho para poder competir”, asegura Olivares.

Nicole Reich está dispuesta a demostrar lo contrario. Desde que asumió el máximo cargo de la filial mexicana de este grupo canadiense, en noviembre de 2007, ha logrado pasar de 500.000 a más de 1 millón de clientes. La expansión comandada por Reich también incluye la apertura de nuevas sucursales, que han pasado de 300 a 670 en todo el país. La operación mexicana es una de las más importantes que el banco canadiense tiene en 50 países, ya que genera cerca de 12% de las utilidades globales.

De padre austriaco y madre argentina, Reich nació en Francia, pero ha pasado gran parte de su vida en México. Se licenció en administración de ciencias de la computación en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey y, tras cursar una maestría en administración de empresas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, se graduó en un programa gerencial de la Escuela de Negocios Kellogg en la Universidad de Northwestern.

Pese a esta diversidad de experiencias, su vida profesional ha estado centrada en la banca. Comenzó su carrera en 1992 en Citigroup International, donde estuvo por 13 años, ocupando diversos puestos de relevancia en México, Perú, República Dominicana y Chile, país en el que ocupó la gerencia de banca de personas. Más tarde asumió como directora regional para la zona occidental de Citibank Latinoamérica.

En 2005 llegó a Scotiabank y partió nuevamente a Centroamérica como directora general de la filial en la República Dominicana. Tras un largo período fuera de México –donde formó su familia– regresó para continuar con los planes de expansión de la firma y, de paso, convertirse en la primera mujer en dirigir un banco en el país.

Hoy Reich también es vicepresidenta ejecutiva del equipo gerencial global de Scotiabank, el órgano máximo que toma las decisiones estratégicas de la institución.

Actualmente, Scotiabank México administra activos por US$ 10.000 millones. Para aumentar su participación de mercado, Reich apuesta a abrirse a la banca de personas. También ha puesto su foco en mercados como el hipotecario y automotor, que tradicionalmente han ocupado un lugar secundario dentro de la cartera de productos del banco.

Las cifras parecen estar dándole la razón a la estrategia de expansión de Reich. En 2009, un año que se caracterizó por una fuerte recesión en México y la crisis global, Scotiabank alcanzó una participación de 13% en créditos hipotecarios, un crecimiento de 16% frente al año anterior. Y en los primeros tres meses de este año obtuvo una utilidad neta de US$ 66 millones, un salto de 75% frente al mismo trimestre en 2009.