Suena a magro consuelo: si no puede tener un Porsche, aprenda lo que Porsche aprendió fabricándolos y haciendo que medio mundo quiera tener uno. No es el motto, la frase inspiradora, pero podría serlo de Porsche Consultoria Brasil, cuyo objetivo es, entre otras materias, la formación corporativa. Para el director general de la empresa en Brasil, Jurgen Lochner: “La formación permite el cambio cultural necesario para ejecutar los proyectos más complejos”, razón por la cual “vemos un gran potencial de crecimiento en el país”. Esta filial de la automotriz alemana fue creada en 1994 para aprovechar la experiencia adquirida en el sector del automóvil en otras áreas. Y la filial brasileña, inaugurada en 2010, es la segunda fuera de Alemania. Este año siguió creciendo con apertura de la Porsche Akademie, centrada especialmente en el entrenamiento corporativo. Y no sólo para Brasil. “Desde São Paulo atenderemos a todos los mercados de América Latina”, promete Lochner. Y si le va muy bien podrá agradecerlo comprándoles un Porsche.