La fotografía instantánea fue el invento que hizo de Polaroid una compañía conocida a nivel global. El sistema que permitía contar con una fotografía en positivo y en papel a sólo unos segundos de haber tomado la fotografía se empezó a comercializar en 1947.

No obstante, la fotografía digital dejó esa innovación de lado y llevó a la quiebra a la empresa, que finalmente fue comprada en 2009 por los fondos financieros estadounidenses Hilco Consumer Capital y Gordon Brothers Group en apenas US$ 87,6 millones.

Aunque cada cierto tiempo la foto instantánea vuelve a estar de moda, Polaroid ha buscado diversificar su oferta de productos, especialmente en tecnologías de home theater, avances en imagen y audio que permiten disfrutar experiencias similares al cine en casa, como sistemas de video en 3D, sistemas de sonido surround e internet TV.

América Latina es una de las regiones donde Polaroid pondrá su acento principal, para lo cual firmó un acuerdo de exclusividad con AMW LA, un distribuidor de productos electrónicos en la región, con la esperanza de sumar US$ 300 millones en ventas a su facturación global.