Lima. Hace algunos años ver a una mujer en un encuentro mundial de distribuidores oficiales de Caterpillar era una rareza. La peruana Mariela García forma parte del creciente contingente de ejecutivas en este mundo de fi erros, grúas y motores. “Aún predomina la presencia masculina en este tipo de reuniones”, dice García, gerenta general de Ferreyros, el distribuidor autorizado de la multinacional estadounidense. “No obstante, ya no sorprende ver mujeres a cargo del negocio”.

Tras más de 20 años trabajando en Ferreyros como tesorera, gerenta de finanzas y gerente general adjunta, en marzo de 2008 García fue nombrada gerenta general. Su primer año fue una prueba de fuego para la primera mujer en asumir la gerencia general de una empresa acostumbrada a ser dirigida por hombres y a atender industrias dominadas por ellos.

Nº 10

“Asumí la gerencia en un momento en que el país estaba muy bien, los sectores que atendíamos (construcción y minería, principalmente) crecían a altas tasas, pero a fi n de año comenzó la preocupación de los mercados debido al estallido de la crisis financiera internacional”, dice García. “Siempre tuvimos una visión positiva, a pesar de que la incertidumbre de las grandes empresas paralizó muchos proyectos. Sin embargo, confiábamos en que la crisis iba a afectar poco a Perú”.

Efectivamente, la fuerte desaceleración económica del país, que en 2009 creció cerca de 1%, tuvo un impacto leve en las operaciones de Ferreyros. Las ventas de la empresa cayeron 4% y sumaron un total de US$ 758 millones, versus US$ 780 millones en 2008. Una vez superado el pánico de la crisis, 2010 se ve muy alentador. Muestra de ello es el anuncio de inversiones por montos superiores a los US$ 35.000 millones en el sector minería y de una cifra similar en la construcción.

“Nuestro negocio está muy ligado a sectores que día a día están empujando el crecimiento del país”, dice esta economista egresada de la Universidad del Pacífico en Perú. “La estrategia de la empresa siempre ha sido estar al lado de nuestros clientes en tiempos de crisis o crecimiento. No sólo vendemos fi erros, sino que también damos el mejor servicio post venta”.

Bajo el mando de García, Ferreyros ha iniciado un ambicioso plan de diversificación. A inicios de 2010 adquirió en US$ 45 millones Gentrac Corporation, un grupo empresarial que distribuye Caterpillar en Guatemala, El Salvador y Belice. Esta incursión fuera del mercado peruano se realizó con el apoyo de Caterpillar, que tiene como política elegir a dedo sus distribuidores. “Estamos abiertos a tomar otros territorios en la medida en que nuestra representada así lo requiera”, dice la ejecutiva.

Asimismo, en el mercado local la empresa ha identificado nuevas oportunidades en el sector agrícola y en los transportes, tomando la representación de nuevas marcas, algunas de ellas de origen chino, como el fabricante de buses Yutong. De esta forma, Ferreyros ha logrado reinventarse en la industria y mantener la mayor participación de mercado en los diferentes sectores en los que participa.

Además, ha dado un paso adelante en la administración de sus unidades de negocio al otorgar una mayor participación a las mujeres. Y es que además de Mariela García, las gerencias de finanzas y logística son ocupadas por mujeres. “Veo que en otras compañías también se está dando este fenómeno”, dice la ejecutiva.