Avon es una marca de belleza reconocida en todo el mundo, pero la belleza de sus números está en América Latina. La multinacional de origen estadounidense ha crecido tanto en América Latina que la región ya representa el 41% de sus ingresos globales; mientras sus ingresos en la región crecieron 19% en el primer semestre de 2010 llegando a US$ 2.108 millones–, en el resto del mundo sólo lo hicieron en 6%.

Avon es una de las multinacionales del índice S&P 500 que más ha incrementado su presencia en América Latina, pero no es la única que lo hace. Coca Cola Co., por ejemplo, creció en 16% sus ventas en América Latina durante el primer semestre de 2010, mientras que en el resto del mundo el alza sólo llegó a 2%. Con ello, uno de cada cuatro dólares que la multinacional de gaseosas vende en el planeta viene de la región; hace tres años era sólo uno de cada cinco.

Los ingresos regionales de 3M pasaron del 8% del total en 2007 a 11% en este año. Las de Citigroup subieron de 18% a 26%. Philips Morris pasó de 9% a 12% en el mismo período. Una muestra de 20 multinacionales del S&P que reportan ingresos por regiones muestran confirman la tendencia: el dinamismo de los mercados de consumo de la región y el fortalecimiento de las monedas locales fortalece la importancia de la región en los recuentos financieros del planeta.