A los niños del centro hospitalario Castro Rendón, en la sureña provincia argentina de Neuquén, les están recetando un nuevo tratamiento en base de tabletas. No se trata de una revolución farmacológica, sino computacional. Mediante tablets, estos portátiles dispositivos planos que la firma Apple hizo famosos al lanzar el iPad hace un año, los infantes pueden ser atendidos a distancia por los médicos del reconocido centro de pediatría Juan P. Garrahan, de Buenos Aires. A través de tablets, los pediatras en la capital argentina acceden a todo el sistema de telemedicina que ya estaba montado en el hospital, sin necesidad de usar sus tradicionales PC. Con las tablets ahora pueden atender a los niños patagónicos mientras caminan por un pasillo, andan en taxi o están en casa. Para ello, la empresa de telecomunicaciones Cisco dotó al hospital de Cisco Cius, la tablet PC con que la compañía quiere entrar en el mercado corporativo.

“El gran beneficio para las empresas es la vinculación de esta tablet con todas las aplicaciones de colaboración y comunicaciones, telepresencia y video”, dice Carlos Torales, gerente de negocios de comunicaciones unificadas de Cisco para América Latina. “Ahí es donde logras los grandes beneficios de productividad y de transformación de negocios”.

La tablet Cius de Cisco tiene justamente las ventajas de su compañía madre: gran conectividad y acceso a los sistemas de telepresencia que se han transformado en uno de los fuertes de la firma californiana en los últimos años.

No obstante, está lejos de ser la única apuesta en el mercado. Están además HP, Samsung, RIM (fabricante de los Blackberry) y muchos otros desarrolladores globales y regionales de hardware. “Estamos poniendo los esfuerzos en el mercado corporativo, estamos acercándonos mucho a las empresas en cada uno de los países para ofrecer el producto y juntos desarrollar alguna idea que ayude a solucionar o hacer más eficiente a la compañía”, dice Teobaldo Palacios, vicepresidente de la unidad latinoamericana de telecomunicaciones de Samsung, y quien espera que el Samsung Galaxy Tab 2 domine en la región el mercado hogar y corporativo. “Las tablets se van a hacer mucho más conocidas este año no sólo a nivel de consumidor. También se van a encontrar muchos usos para las empresas y para los hospitales, por ejemplo”. 

Según la firma de investigación de mercado Gartner, este año se comercializarán 264.000 dispositivos, 135% más que en 2010. Según sus proyecciones, las tablets seguirán creciendo por sobre los tres dígitos hasta 2014, mientras las tasas de laptops empiezan a enfriarse. “Gran parte de esa explosiva demanda se explicará por el consumo corporativo”, dice Reinaldo Sakis, investigador jefe de Consumidores y Dispositivos Comerciales de IDC en la región.

Es algo que ya se puede ver en cualquier evento que reúna a un gran número de ejecutivos, quienes han adoptado la tecnología incluso antes que los adolescentes. “En Barcelona la mayoría de los directores y gerentes andan con una tablet bajo el brazo, no con un laptop”, dice Javier Valenzuela, gerente de Terminales de Movistar Chile, quien participó en la reciente versión del Mobile World Congress (MWC) de la ciudad española. La imagen se impregnó fuerte en la mente del ejecutivo, quien encargó la adquisición de 70 iPad para directores y la primera línea gerencial de la filial de Telefónica en el país sudamericano. “La tablet nos gustó porque debemos tener herramientas para que la gente realice su trabajo de forma más sencilla”, dice Valenzuela. “Pero la estamos probando. Tareas complejas las seguimos haciendo en un computador tradicional”.

Ensalada de OS

Sin embargo, no es sólo cuestión de ahorrarse unos dólares en reemplazar su PC de siempre. El uso de las tablets en las empresas no sería posible sin el avance de tecnologías asociadas. Como tienen menos capacidad de memoria y de cómputo, sólo pueden transformarse en una efectiva herramienta corporativa para empresas que han invertido para poner sus aplicaciones críticas en la web. Es decir, que estén en la nube. “Al estar en la red, puedo usar distintos dispositivos para acceder a mis aplicaciones y a mi información. La virtualización, entonces, es un factor muy importante para la entrada de las tablets al mercado corporativo”, dice Ernesto Laval, gerente general de Tide, desarrolladora de aplicaciones para este tipo de tecnología.

Torales, de Cisco, agrega que el proceso de adopción de una tablet con aplicaciones para la empresa implica la virtualización de los procesos tradicionales de un centro de trabajo estacional. En otras palabras, “la sustitución total del PC”, dice el ejecutivo, lo que repercute en ahorros de hasta un 50% en los costos de mantenimiento tecnológico de las compañías, según cálculos de Cisco.

La decisión de migrar a tablets también irá acompañada de una gran interrogante. ¿Cuál escoger? El problema es que, a diferencia del mundo del PC, donde Windows era prácticamente un monopolio, en el de las tablets hay sistemas operativos para regodearse: al del iPad de Mac, hay que sumar Honeycomb, la versión de Android, el sistema operativo de Google para teléfonos inteligentes, mejorado para tablets. HP lanzó por su parte el WebOS, y RIM trabaja en su propio sistema, construido sobre tecnología QNX. Los últimos son Nokia y Microsoft. Todos serán igual de incompatibles unos con otros. ¿Pero cuál de éstos trabajará mejor con los de su empresa? “Mientras el iPad es concebido como un juguete, hay otras plataformas que soportan mejor las necesidades corporativas”, dice el mexicano Carlos Koch, presidente de Meebox, una firma mexicana que está armando tablets basadas en el sistema operativo Windows 7, de Microsoft. “La ventaja de nuestro producto y que nos ha permitido hacer nuestro lanzamiento de 10.000 unidades es justamente que puedes trabajar con él”. No obstante, los analistas creen que no hay aún una oferta consolidada para las empresas.

“Aún no vemos planes enfocados concretamente en este tema”, dice Sakis, de IDC. “Con excepción de RIM, Cisco y HP, casi no hay planes concretos, por lo que el mercado empresarial seguirá evaluando”.

La buena noticia es que el precio de las tablets va a la baja, pues las empresas que abrieron el mercado en 2010 alistan una segunda generación de dispositivos, a la vez que se suman nuevos actores. “Se espera la introducción de un número significativo de nuevas tablets durante 2011, con el precio como diferenciador líder”, dice Jeff Orr, Senior Practice Director de ABI Research. “Esto ayudará a fomentar la adopción en América Latina”. A eso sume incentivos como los de Brasil, que anunció el estudio de exenciones tributarias para desarrolladores de tablets, lo que podría incentivar a que firmas locales incursionen en este mercado no sólo como consumidores, sino también como oferentes.