En una apuesta por competir en mercados globales, las productoras brasileñas de lácteos Bom Gosto y LeitBom acordaron fusionar sus negocios creando Lácteos Brasil (LBR), un gigante con ventas por US$1.800 millones anuales.