La aerolínea chilena suscribió una promesa de compra por el 99% de las acciones de Aires, una aerolínea de bajo costo colombiana. La operación, que demandaría una inversión de US$33 millones, podría estar cerrada en un plazo de 30 a 60 días.