La filial peruana de Lan anunció una inversión de US$ 300 millones para la adquisición de nuevas aeronaves para reducir sus tiempos de vuelo y los costos operativos. Entre los nuevos aviones que se prevé comprar, se contempla el Boeing 787, el más moderno del mundo.