Aunque los clientes de Global Crossing sufrieron con el terremoto de Chile de fines de febrero, la compañía no ha cambiado un ápice sus planes de crecimiento en la región, que contemplan subir sus ventas de US$ 500 millones en 2009 en al menos 10%. Para esta empresa de servicios de tecnología y telecomunicaciones, con sede en Nueva Jersey, uno de los negocios clave son los data centers, los que representan 20% de sus ingresos globales de US$ 2.500 millones en 2009. “Este año vamos a invertir más que en cualquiera de los cinco años pasados en esta área, 20% o 25% más que en 2009”, dice el argentino Héctor Alonso, director para América Latina de la compañía. La región presenta perspectivas notables no sólo porque representa 20% de los ingresos de la firma a nivel mundial, sino porque es también la fuente del 40%-45% de las utilidades operativas conseguidas por la multinacional. En cuanto a perspectivas, todos los países van a crecer de manera importante. “Los que más lo harán son Brasil y Perú. Chile también. El terremoto puede impactar en algunos sectores, pero sigue habiendo un montón de oportunidades”.