Dijimos: Venezuela es uno de los países con más recursos energéticos del mundo. No obstante, la falta de inversiones y el enorme incremento en el consumo han generado una presión en la matriz eléctrica del país, la cual requerirá mucho dinero y capacidad de ejecución en los próximos años (“Inviértase en la luz”, AméricaEconomía N° 385, marzo, 2010).

Lo Nuevo: Si falta capital privado, ahí está el gobierno chino para llenar el espacio. Así por lo menos ocurre en Venezuela, donde las autoridades locales anunciaron un gigantesco plan de inversiones de US$ 20.000 millones de China para que el país caribeño explote reservas petroleras de hidrocarburos en la franja del Orinoco y desarrolle proyectos hidroeléctricos para aliviar la crisis energética.