Las inversiones de empresas provenientes de India en la región se han enfocado en empresas de TI y alguna que otra manufactura. No obstante, uno de los planes del gobierno indio es ganar terreno en el campo sudamericano. Por ello, el ministro de RREE está promoviendo a empresarios de su país que compren tierras fértiles en el cono sudamericano para que cultiven alimentos y los vendan de vuelta en su país. El objetivo es enfrentar el problema de la seguridad alimentaria, una de las mayores prioridades del país. “El costo de la tierra en estos países es la mitad de lo que cuesta en Punjab”, dice el indio R. Viswanathan, embajador para Argentina, Paraguay y Uruguay, comparando el precio con los de esa región al norte de India. La idea es que sean privados y no el gobierno el que compre tierras como lo ha hecho China para evitar que se transforme en un tema político.
Entre los adelantados en este proceso está Sri Renuka Sugars, uno de los mayores productores de azúcar de India, el cual acordó comprar el 50,8%del brasileño Grupo Equipav y controlar así sus extensos campos de caña. Por ahora, los empresarios indios esperan que el plan estatal incluya financiamiento.