DIJIMOS: El vicepresidente argentino, Amado Boudou, es una figura externa al peronismo gobernante y su procesamiento por cohecho y negociaciones incompatibles lo saca de una carrera presidencial donde tenía buenas chances de competir (“Fuera de juego”, AméricaEconomía Nº 438).

LO NUEVO: En agosto, Boudou fue nuevamente imputado, esta vez por “maniobras fraudulentas” con fondos para construir viviendas sociales. El fiscal federal Gerardo Pollicita imputó también al ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, al intendente del Partido de la Costa, Pablo de Jesús, y a su padre, el ex intendente del Partido de la Costa Juan de Jesús.