El banco suizo UBS es famoso por dedicarse a gestionar el dinero de millonarios de todo el mundo. No obstante, la crisis financiera global había obligado a la institución a desprenderse de algunos activos para acumular liquidez, por lo que en 2009 vendieron su operación en Brasil al banquero brasileño Andre Esteves por US$ 2.500 millones.

No obstante, el boom brasileño los trajo de vuelta: luego de comprar en abril pasado una corredora de bolsa, con experiencia en acciones y derivados, por US$ 112 millones, ahora UBS anuncia el relanzamiento de su unidad de Wealth Management (gestión de riqueza).

El crecimiento en el número de millonarios brasileños gracias al sostenido boom económico que atraviesa el país ha incrementado la demanda de servicios especializados que los suizos quieren aprovechar.

Los planes son grandes. “UBS sólo invierte en países donde vemos que es posible estar entre los cinco mayores competidores”, dice Fernanda Pasquarelli, directora ejecutiva de UBS en Brasil. “Brasil, con su sólido crecimiento, está entre los mercados prioritarios para las inversiones del banco”.