La minera canadiense invertirá entre US$30 y US$40 millones en los próximos dos años en las labores de exploración de una mina de oro en el noroeste de Colombia, a través de Frontino Gold Mines, una firma cuya compra acordó recientemente por US$ 200 millones.