Dijimos: La agudización de la crisis financiera mundial hizo que el peso mexicano perdiera valor frente al dólar, y Gruma, la productora mexicana de tortillas y harina de maíz y trigo, acusó el golpe. Gracias al crecimiento de sus ventas a tasas de dos dígitos en los últimos años hizo frente a su error financiero y trazó su camino a futuro. Gruma goza de una posición privilegiada en México, y en el mercado de EE.UU. también tiene una posición fuerte. Y no se detiene. En Estados Unidos abrirá una nueva planta de tortillas en California (“Tras los tortazos”, AméricaEconomía Nº 381, noviembre, 2009).

Lo nuevo: La compañía inauguró en California una nueva planta, en la que invirtió US$ 50 millones, y con la que suma 16 plantas en Estados Unidos y 92 en todo el mundo. La nueva planta producirá 12 millones de tortillas diarias, entre otros productos. Además, la compañía informó que a fines de este año espera cerrar con ventas por US$ 1.900 millones, con lo que podría borrar las pérdidas del año pasado.