La mexicana Coca-Cola Femsa (KOF), el mayor embotellador de la popular bebida en América Latina, completó la adquisición del rival local Grupo Cimsa. La operación costó US$ 797 millones e implicó para KOF asumir una deuda de US$ 152 millones.