DIJIMOS: Iván Glasenberg, un sudafricano, hijo de inmigrantes lituanos, podría convertirse este año en el nuevo Rotschild de la minería mundial. Esto si logra fusionar dos empresas suizas de las que ya es director, Xstrata y Glencore, creando un gigante con ventas anuales por US$ 200.000 y con apetito de seguir creciendo. (“Juego de tronos”, AméricaEconomía N° 410, abril, 2012).

LO NUEVO: Xstrata y Glencore no la tienen fácil en América Latina. Xstrata ha enfrentado en la provincia peruana de Espinar un intenso movimiento de protesta social, mientras que a Glencore le nacionalizaron su filial de estaño y zinc Colquiri.