No todos los nómades digitales reciben sus pagos en bitcoins. Pero en su gran mayoría pertenecen a una nueva fuerza de laboral globalizada y pueden mudarse de un país a otro como si fuera un cambio de barrio. Programadores, diseñadores, ingenieros de sistemas, y otros especialistas están preparados para trabajar por largos períodos en localizaciones remotas.  ¿Cuáles son sus lugares preferidos en este momento? Según el portal especializado movehub.com, que asesora expats de todo el mundo, las ciudades favoritas no son tan obvias: Chiang Mai  en Tailandia, Bali en Indonesia, la holandesa Amsterdam y la vietnamita Hoi An. En América Latina, los hubs para las tribus digitales son la capital panameña y Lago Atitlán en Guatemala. Lo único que todas ellas tienen en común es su buena calidad de vida para quienes tienen ingresos de US$ 600 y US$ 1.300 mensuales. ¿Conclusión? Los trabajadores digitales pareciera que no ganan mucho.