Kuwait tiene sólo 2,3 millones de habitantes, pero un PIB que alcanza los US$ 170.000 millones. Un registro que le permite ser el quinto país más rico del mundo, obra y gracia de los 2,3 millones de barriles de petróleo que produce cada día. No obstante, el pequeño país ubicado en el corazón del Golfo Pérsico tiene casi nulas relaciones diplomáticas y comerciales con América Latina. Una situación que su Primer Ministro Nasser Mohamed al-Ahmad Al-Sabah, quiso revertir con un tour de 21 días por Brasil, Argentina, Cuba y México, entre otros. Vino acompañado de líderes empresariales, dejó una seguidilla de acuerdos de cooperación y un aviso diplomático: la apertura de tres embajadas en la región. México, Cuba y Chile. Ya tiene en Argentina, Brasil y Venezuela.