Abelardo Marcondes nació en Brasil y decidió radicarse en México en 2008, año en el que sembró las primeras raíces de lo que más tarde se transformaría en LUXURYLAB.MX, el foro de lujo y estilo más importante de México y de la región.

Con más de seis años de experiencia en la industria del lujo, Marcondes se ha transformado en un referente a nivel internacional. LUXURYLAB.MX no sólo es parte de la agenda de los principales ejecutivos del lujo, sino que se ha convertido en fuente de información exclusiva del sector en América Latina.

AméricaEconomía conversó en exclusiva con Abelardo Marcondes sobre los pormenores de la tercera edición de LUXURYLAB.MX, que este año tiene como tema central la “localización de marcas de lujo”.

-¿Cómo nació y se desarrolló la idea de LUXURYLAB.MX?

-Antes de trabajar en el mundo del lujo, me dedicaba a la banca de inversión en Brasil. Tras algunos años, junto a mi hermana se nos ocurrió abrir una agencia de Relaciones Públicas y Marketing. Fue así como surgió LoveBrand y en 2011 LUXURYLAB.MX. Buscamos asesoría en distintas industrias que nos enseñaron a capitalizar las redes sociales en ventas, a transformar lo intangible en tangible, a entender la importancia del e-commerce y las características del comportamiento de los consumidores.  A partir de ahí fuimos detrás de los exponentes más importantes de cada sector para que compartieran información fresca con nuestro público.

-¿Por qué decidieron apostar por México para lanzar LUXURYLAB.MX?

-Durante años he sido testigo del crecimiento del lujo tanto en Brasil como en México. No obstante, en el caso de este último país observé que no existía gran competencia en el sector del lujo, por lo que había grandes potencialidades de desarrollo. Además, la economía de México, si bien no supera a la brasileña, todavía es significativa y mantiene a este país como una de las grandes potencias de la región. Creo que la apuesta que hice en 2011 fue la correcta.

-El foro ya lleva dos años realizándose, ¿qué puedes sacar en limpio de esta experiencia?

-Saco cuentas positivas. En 2012 la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México nos felicitó por cómo habíamos potenciado el turismo de negocios en el país. Además de eso, todo ha evolucionado. En la primera edición del foro vinieron representantes de muchas marcas de lujo internacionales, como Rolex y Cartier, pero el segundo año hubo una diferencia. Además juntos con crecer en cantidad de asistentes, el año pasado tuvimos la participación de muchísimas marcas locales relacionadas con el mercado de la moda y los accesorios. Esto se dio principalmente porque antes estas marcas no tenían la información sobre qué era LUXURYLAB.MX, vieron que otras marcas internacionales estaban participando y se arriesgaron. Para nosotros esto fue importante, porque una de nuestras principales metas es potenciar las marcas locales.

-¿Cuáles son las mayores novedades del foro 2013?

-Sin duda estamos bastante honrados con la participación de Scott Schuman, de The Sartorialist [uno de los blogs más importantes del mundo de la moda y del lujo a nivel mundial]. Además, el tema de 2013 es Localizing Luxury Brands, que ha sido una tendencia utilizada por las marcas de lujo para conectarse mejor con su consumidor final en los diferentes mercados en que actúan.

-¿Estás evaluando ampliar el foro a otros países?

-Sí, queremos entrar en otros países de América Latina y también a Miami, que es un hub de Latinoamérica. Estos mercados son interesantes para nosotros porque han presentado un crecimiento del sector alto; además, todavía tienen escaso desarrollo de la investigación del mercado del lujo y en eso nosotros podemos contribuir.

-En América Latina, ¿cuáles son los mercados más atractivos para las marcas exclusivas?

-Chile, Perú y Colombia son países muy interesantes para el mercado del lujo. El año pasado ,cuando abordamos el tema bajo el lema “How hot is Latin America?” vimos esto. El detalle de lo que pasa en las economías de estos países es interesante. Tuve la oportunidad de visitar Perú y es increíble cómo ellos están en el mismo proceso que México tuvo hace cuatro o cinco años, las marcas locales están buscando tener una identidad propia a través de los colores y el uso del algodón en la ropa. En Colombia la moda ha sido usada como un ejemplo del éxito que ha tenido el mercado del lujo en este país para internacionalizar sus propios productos y abrirse a marcas extranjeras.

-Porsche anunció que Chile se convertirá en el principal referente de sus autos a nivel regional, ¿por qué crees que este país es interesante para el mercado del lujo?

-Seguramente la estabilidad económica y política es importante. Chile es el país que tiene más potencial en este sentido en América Latina. Además, hay niveles de pobreza bajos y es una buena plataforma de ventas. Chile es atractivo para este tipo de marcas.

-Hasta hace unos años Argentina era un mercado atractivo para el lujo. Las políticas que se han implementado, ¿de qué forma han afectado este sector?

-Estuve en Argentina recientemente y es interesante ver cómo se han dificultado la entrada y salida de los extranjeros. Desde este punto de vista, casi todas las empresas de lujo se han ido del mercado o han reducido su inversión en este país. Antes el mercado del lujo en Argentina era importante, había marcas que sólo llegaban a este país y a ningún otro en la región. Las políticas de Cristina Kirchner han hecho que estas grandes marcas se vayan a otros mercados y se potencien en otros países.

-¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrenta la industria del lujo?

-Falta que las marcas de lujo tengan más información y sean más conscientes de que el lujo responsable es posible y puede traer bastantes resultados positivos para la imagen, el sistema financiero, y a largo plazo este tipo de iniciativas van a favor de la protección del planeta.