La estatal venezolana acordó vender el 50% que poseía en cuatro refinerías de la ale-mana Ruhr Oel a la petrolera rusa Rosneft. La operación está valorada en US$ 1.600 millones, aunque PDVSA informó que a esta suma se le deberán agregar los inventarios de crudo existentes en sus instalaciones en el momento del cierre de la operación y las facturas pendientes por pagar.