Es más que sabido que los jefes de Estado tienen agendas más que ocupadas y perciben el tic-tac de los relojes de otra forma que el común de los mortales. Pero algunos exageran. El mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, rompió un récord en la inauguración de La Ciudad de las Ideas, al estimar que desde 1969 a la fecha pasaron nada más que 140 años.

Si bien todos tenemos derecho a decir al menos una cosa absurda por día, los críticos de Peña Nieto aseguran que, de seguir como viene, en poco tiempo superará al ex presidente Vicente Fox (2000-2006), cuyos disparates, asociados entonces a su origen ranchero, hicieron historia. En el caso de Peña Nieto, se arguye que oculta una veta humorística inconsciente. Es así como en la presentación de su declaración patrimonial ante IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información), rebautizó al organismo como “Instituto de Información y de Acceso a la Información a la Opinión Pública de Toda la Información Disponible para la Ciudadanía”. Con estos antecedentes, y con el afán de no perderle paso al mandatario en la búsqueda de la risotada, alguien creó en Twitter el hashtag #PeñanietoNOsabe. Bueno, sí sabe hacer reír.