Cientos, miles de empleados todos los días ocupan sus tiempos muertos –dentro y fuera del trabajo– en juegos en línea, desde cuidar vacas en una granja virtual hasta construir un imperio. ¿Por qué no usarlos para la capacitación? Ésa es la idea que impulsa a la empresa española Game Learn, la cual diseñó una serie de aventuras en videojuego que busca entrenar a ejecutivos en temas como la administración del tiempo y la negociación.

Un ejemplo es Navieros. Se trata de un simulador que ubica al jugador en la Venecia del siglo XV, donde grandes maestros como Leonardo Da Vinci le dan lecciones en la piel de “Carlo Vechio”, el personaje que el ejecutivo encarna para lograr su objetivo de poseer una gran flota naviera. Entre los detalles, como parte de su práctica tiene que negociar con Nicolás de Maquiavelo, embajador de Génova, el reparto de las vías marítimas para el comercio.
Ibrahim Jabery, CEO de Game Learn, explica que en la actualidad tienen usuarios en más de 30 países. “La interface es muy sencilla, con un alto nivel de usabilidad”. Como resultado, “tenemos ejecutivos de 60 años o señoras que nunca han usado un videojuego e incluso gente a quien no le gustan, jugando. Y ninguno ha tenido problemas para utilizarlo”.

La empresa surgió hace más de dos años como la evolución de una consultora de capacitación presencial que, luego de una década de operaciones, decidió incursionar en el mercado del e-learning y del g-learning. “Se trata de hacer juegos que sirvan para algo más que jugar”, sentencia Jabery.